Opinión

A las urnas, con más argentinos vacunados

En diciembre del año pasado, cuando el pico de la primera ola con sus 16 mil casos diarios y los espeluznantes números de 450 muertos diarios parecían haber quedado atrás, teníamos alrededor de 6.000 casos por día y menos de 100 muertos por jornada, las terapias intensivas se vaciaban lentamente y el personal de salud tomaba un respiro.


Sin perspectiva de género no hay Justicia

La falta de perspectiva en la Justicia es un tema recurrente, y qué importante que así sea. Es tanto lo que la justicia rige en nuestras vidas, por lo que hace fundamental que exijamos que estos asuntos sean con perspectiva de Género.




Colombia despierta de una larga pesadilla de opresión

Natalia Hidalgo es ex fiscal, docente universitaria y abogada defensora de los Derechos Humanos en Colombia. Da su testimonio de lo que sucede en su país desde hace 15 días, cuando el pueblo dijo basta y salió a las calles a reclamar por más justicia social y terminar con la opresión institucional.


El derecho a la identidad, nuestro «derecho bisagra»

El derecho a la identidad se constituyó en nuestro «derecho bisagra» ya que abrió las puertas para el acceso a otros derechos como la educación, el trabajo, la salud y también nos posibilitó recuperar a nuestras familias que nos habían expulsado de manera temprana del hogar.



¿Dónde vamos a laburar?

Desde 2015, la Argentina experimenta una creciente suba del desempleo regionalizada y atenuada en los más jóvenes. No es la misión de este articulo intervenir en las causales de una de las tantas consecuencias de la crisis económica durante los últimos dos años del gobierno de Cambiemos, por el contrario, propongo introducirnos en el impacto de la pandemia Covid-19 en la desocupación en Argentina y, particularmente, en los jóvenes (14-29 años).



El trabajo doméstico tras un año de pandemia

En Argentina hay más de 1.300.000 trabajadoras de casas particulares. Más de 3 de cada 4 trabajan en la informalidad. Un alto porcentaje de ellas está a cargo de hogares numerosos, con niños, niñas y adolescentes. Con bajos ingresos -que disminuyeron parcial o totalmente por las medidas de confinamiento obligatorio- y sin acceso a derechos laborales, su vulnerabilidad es mayor.