Cuidar a quienes nos cuidan

Ahora que la intemperie castiga sin piedad a los habitantes de los umbrales del Cabildo, otro castigo amenaza a quienes, desde hace más de un año, se ocupan empecinadamente de cuidar nuestras vidas. Ya no hay aplausos a las nueve de la noche.

Leer Más